Masaje y apego temprano
jueves, 28 abril 2016 14:10
Posted by b-active

Masaje y apego temprano (Yoga post natal )
Taller complementario a Estimulación Temprana.

La clase está dirigida a mamás y sus bebes desde los 40 días de nacidos hasta la etapa del gateo.
La práctica facilita que la madre pueda realizar ejercicios físicos incluyendo a su bebe, aprendiendo técnicas de respiración y masajes compartiendo un momento único donde la madre logra relajarse y conectarse profundamente con su bebé.
La clase de Yoga Post natal fortalece el apego y el vínculo madre hijo que conforma una protección edificante para el niño en los años venideros, al nacer los bebes necesitan biológicamente un contacto físico y los masajes es una excelente herramienta para lograr esto. Las caricias, el contacto piel con piel y los masajes son un alimento necesario para el bebe, tan importante como las vitaminas, proteínas y minerales.
A través de estos masajes se estimula el sistema nervioso central del bebé y se promueve el vínculo único madre-hijo mejorando los patrones de sueño y promueve el descanso positivo, estimulando la función gastrointestinal, aliviando cólicos, gases y estreñimiento.
En la práctica de esta milenaria disciplina se realizan asanas: ejercicios que la madre pueda realizar con su bebé quien observa, disfruta y participa de cada movimiento, estos ejercicios ayudarán a la madre a recuperar su cuerpo físico, mantenerlo sano y fuerte, favoreciendo su flexibilidad, tonicidad y equilibrio, se da énfasis a la recuperación de la musculatura abdominal profunda con ejercicios hipopresivos y trabajo de piso pélvico, recuperando su tonalidad previniendo posteriores incontinencias urinaria.
Uno de los puntos más favorables para la madre es el aprendizaje de las técnicas de respiración, ya que esta es una herramienta muy potente y eficaz para el manejo del estrés, la práctica correcta de esta técnica estimula la producción de endorfinas beneficiando su estado general, ayudándola a vencer sus miedos y enfrentar la maternidad de una forma más cariñosa y consciente.
Al finalizar la práctica se realiza una relajación y meditación guiada, mamas y bebes descansan creando un momento amoroso donde comparten miradas, se conectan con su mutua respiración y el latir de sus corazones, también puede ser un momento idóneo para favorecer la lactancia.
Al finalizar la clase, la dinámica de grupo permite que las madres se conozcan entre si y compartan sus experiencias e inquietudes, facilitando un momento de relajo permitiéndose vivir esta experiencia plenamente favoreciendo su estado emocional y anímico.
Se aconseja asistir a las clases con ropa ligera y holgada y traer una manta para que puedan apoyar a su bebé, para prevenir los reflujos se recomienda que la ingesta de la comida se realice una hora antes de la clase.

Apagado