Contaminación Ambiental y Actividad Física
miércoles, 24 junio 2015 17:23
Posted by b-active

La Seremi del Medio Ambiente de la  Región Metropolitana puede decretar alertas, pre emergencia y emergencia ambiental, esta facultad la realiza durante episodios críticos cuando el material particulado supera los índices que afectan la salud de las personas.

Hoy estamos bajo una nueva norma que considera el material particulado fino MP2,5, definido como material en suspensión en el aire menor a 2,5 micrones y que es capaz de alcanzar la vías respiratorias inferiores (alvéolos y sangre) causando complicaciones agudas y crónicas para la salud de las personas.

Obviamente si se aumenta el intercambio gaseoso (la  frecuencia respiratoria que es el número de respiraciones que efectúa un ser vivo en un lapso específico) entrará mayor cantidad de sustancias dañinas con lo que se incrementa el riego en salud.

Durante el ejercicio y actividad física de mediana y elevada intensidad  para que nuestros músculos puedan generar energía se aumenta la frecuencia respiratoria para extraer más oxígeno, pero en ambientes contaminados lamentablemente también entran más sustancias dañinas) que pueden llegar  a los alvéolos pulmonares.

En consecuencia, se deben evitar todas las actividades que incrementen la frecuencia respiratoria, fundamentalmente aquellas de tipo aeróbicas y anaeróbicas de elevada intensidad.

B-active, consiente de esta realidad  durante los días de premergencia y emergencia reestructura sus clases con el fin de evitar todas las actividades que eleven  la frecuencia respiratoria, lo que no impide la realización de otras manifestaciones corporales tales como ejercicios de movilidad articular, elongación, de esquema corporal, postura, rítmico expresivo, de coordinación, de equilibrio, fuerza y ligadas al aprendizaje motor y tantas otras que son alternativas viables y no representan riesgo para la salud.

Equipo B-Active

Apagado